¿QUÉ ES EL COACHING?

  • ¿Conoces el coaching?
  • Sí claro, es eso que está ahora tan de moda verdad?
  • No sé si está de moda, pero me gustaría saber qué es para ti el coaching.
  • Claro, te digo lo que sé que no es demasiado, pero por lo que he oído y leído, vale? El coaching es eso del deporte, eso que sirve para la motivación y todo eso no? Es una persona que da charlas de motivación y todo ese rollo para que la química de los equipos o los resultados mejoren, verdad? O no? No lo sé, eso es lo que he oído. Por lo que dicen está muy de moda, y ahora salen coaches de debajo de las piedras. Es algo así o me he equivocado mucho?

Y este es el inicio de muchas de las conversaciones que tengo con algunas personas cuando les pregunto si conocen el coaching.

Es cierto que el coaching proporciona motivación para el día a día, o para cualquier otra actividad que realizamos en nuestra vida, ya sea deportiva, ejecutiva, o de cualquier otro ámbito.

Escribo este artículo con el ánimo de clarificar qué es eso del coaching, esa corriente que ahora está “tan de moda”, esa nueva actividad a la que me dedico profesionalmente y que ha cambiado mi persona.

El coaching es un proceso de acompañamiento, mayormente conversacional, entre el coach(facilitador) y el coachee (cliente). En ese proceso, el coachee presenta un problema o una situación que está provocando un conflicto en su vida y de la cual “no sabe” salir.

“No podemos enseñarle nada a la gente; sólo podemos ayudarles a que descubran lo que hay en su interior” (Galileo Galilei)

Como coach, estoy convencido de que nadie conoce mejor la vida del cliente que él mismo.Por lo que las mejores respuestas al conflicto que presenta las trae consigo mismo, en su interior, aunque no sea consciente de ello. Este proceso ayuda al coachee a explorar nuevos puntos de vista para poder encontrar nuevas respuestas posteriores de acción que permitan resolver, o disolver por completo, la situación presentada por él.

El coach no dice a las personas lo que tienen que hacer. Más bien explora, hace preguntas, ofrece interpretaciones con el fin de desafiar los modelos mentales y emocionales que dificultan al coachee la consecución de los objetivos fijados. Ayuda a diseñar un conjunto de acciones con las que sostener en el tiempo el nuevo modelo reflexionado.

Es un proceso libre y responsable.

Es libre porque el coachee, a diferencia de otras corrientes, acude de manera voluntaria. No existe un médico que le haya prescrito acudir a un coach, sino que es una decisión personal y sin ningún tipo de imposición externa.

(La libertad es un concepto abstracto de difícil definición; en principio, está vinculada a la facultad que posee todo ser vivo para llevar a cabo una acción de acuerdo a su propia voluntad.)

Es responsable porque todos tenemos la responsabilidad de las decisiones que tomamos (o no tomamos) en nuestra vida.

 “Tú eres el resultado de ti mismo” (Pablo Neruda)

El coach es el responsable del proceso. Es una persona entrenada para detectar las áreas de dificultad, estas “barreras invisibles” que traban nuestro crecimiento o dificultan nuestro desempeño. Su rol es acompañar y facilitar el desarrollo de las potencialidades de las personas, ayudando a superar las trabas y resistencias que limitan su accionar y dificultan la concreción de sus objetivos. Podemos definir al coach como un facilitador del desarrollo personal.

El coach puede mostrar posibilidades que no están siendo consideradas, sugerir interpretaciones o plantear rumbos de acción, pero nunca indica lo que “debe” hacerse, sino que deja el poder de elección y acción en manos de la persona. Al decir de Virginia Satir: “Nadie puede convencer a otro de que cambie. Cada uno de nosotros custodia una puerta del cambio que sólo puede abrirse desde adentro. No podemos abrir la puerta de otro, ni con argumentos ni con apelaciones emocionales”.

Sin embargo es el coachee, cliente, el único responsable de las decisiones que tome y de los resultados que éstas provocarán.

El coaching honra al cliente como experto en su vida y en su trabajo, y cree que todo cliente es creativo, posee recursos y está completo.

Dentro de esta forma de coaching, la responsabilidad de alcanzar el objetivo propuesto y de poner los esfuerzos para alcanzarlos, radica en el propio cliente, al cual se le pone en el centro del proceso de coaching. El cliente es maduro y responsable del éxito o fracaso del proceso de coaching.

En esta línea, el coach asume un papel meramente instrumental. Acompañará al cliente en su viaje hacia los objetivos que se haya propuesto. El coach se compromete a ayudar, a descubrir, aclarar y alinearse con lo que el cliente quiere lograr, alentar al autodescubrimiento, a buscar soluciones y estrategias generadas por el cliente y, a mantener en él una actitud responsable y consecuente.

Haciendo la analogía con el “personal training” de un gimnasio, éste te ayuda a definir qué quieres conseguir (perder peso:¿Cuánto?; Muscularte ¿brazos, bíceps?; etc.), pero quién hace las abdominales y quién tiene la responsabilidad de alcanzar la meta fijada, es el propio cliente.

La responsabilidad del coach es acompañarlo en el camino, pero el progreso depende del cliente. El cliente lleva en sus manos el timón de su progreso y el coach, le acompaña para aprovechar los vientos que le sean más favorables.

La forma en que vemos el problema es parte del problema. Al decir de Albert Einstein: “El mundo tiene problemas que no pueden ser resueltos pensando de la misma manera en que lo hacíamos cuando los creamos”.

Las conversaciones de coaching están orientadas a lograr un desplazamiento en las observaciones y explicaciones que poseemos sobre nosotros mismos y sobre los demás, sobre el entorno y las circunstancias, sobre lo que juzgamos como posible o imposible, sobre lo que valoramos como amenaza u oportunidad.

El coach conduce a que el coachee pueda separar el fenómeno de su interpretación, es decir, la experiencia de su explicación. El problema no es que las historias que nos contamos sean verdaderas o falsas, lo significativo es que la carga interpretativa que introducimos en ellas nos posibilita o restringe nuestro accionar.

El proceso del coaching procura que el coachee pueda discriminar entre los hechos comprobables y la opinión que tiene formada acerca de los mismos. Que pueda revisar los fundamentos y la validez de los juicios elaborados y que reconozca cuáles son las creencias, los valores y supuestos implícitos que dan origen a su estructura interpretativa.

El coach es el catalizador del autoconocimiento, tanto del espíritu, como del cuerpo, la mente, el corazón y las relaciones sociales de nuestro cliente.

En un proceso de coaching el pensamiento, el lenguaje y la acción son fundamentales y determinan nuestro ser y hacer.

Espero que con esto, tengáis un campo de visión más amplio sobre el coaching.
Sí, el coaching genera motivación, pero no es una corriente pasajera que ahora está de moda y que sirve únicamente para que los deportistas estén más motivados en su tarea. No.

Es mucho más. Es algo que ha cambiado mi vida desde el momento en el que me introduje en él, y algo que me permite ser guía para todo aquel que lo necesita. Como todos mis artículos, el único fin que pretendo es el invitaros a la reflexión y aportar algo nuevo en vuestro día a día.

Agradezco la colaboración desde Mexico de mi compañero Bernardo Esteves, que con su blog “Milagros Cotidianos” ayuda a propagar el coaching y a dar luz a todo aquel que lo necesita.

Os invito también a que contactéis conmigo, o con cualquier otro coach, y que probéis un proceso. Los resultados son increíbles (hasta que se comprueban).


“…a un hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: su última libertad, la de elegir la actitud que ha de adoptar en cualquier circunstancia, la de escoger su propio camino.” (Víctor E. Frankl)

Jesús Sánchez-Camacho

slide_4

Anuncios

Un comentario en “¿QUÉ ES EL COACHING?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s