Nadie como tú me sabe hacer café

Uno de los primeros videos que subí a mi página de Facebook con el fin de haceros participar y que todos pudierais dar vuestra opinión acerca del tema expuesto fue sobre el entrenamiento aeróbico en ayunas.

En aquel video, yo os comentaba mi experiencia personal y hacía referencia a que el consumo previo de café antes de realizar dicho cardio me generaba beneficios como al aporte de energía, el aumento de quema calórica y la desaparición prematura del cansancio. Como no podía ser de otra forma, muchos de vosotros compartisteis mi experiencia y opinión, y otros muchos distéis otros puntos de vista totalmente opuestos y, en muchos casos, muy bien planteados.

Recientemente, la revista “Muy Interesante” ha sacado un artículo promulgando que el consumo de cuatro tazas de café al día previene el cáncer de colon, y reducen el riesgo de mortalidad asociada al tumor.

Como todo estudio científico, podremos encontrar alguno que constate los “verdaderos” beneficios mientras que otro estudio muy similar constate exactamente las “verdaderas” contraindicaciones. Con este post quiero dejaros algunas informaciones para que después sea cada uno de vosotros el que decida de qué manera el café le puede aportar algo positivo, o por el contrario provocar algún desajuste orgánico.

935785_589621181056002_610536156_n.jpg

Los principales beneficios del café:
– El nivel de cafeína que incluye el café estimula la energía, elimina los brotes de cansancio y puede llegar a elevar el rendimiento de la memoria y del humor.
– La propia cafeína ayuda a una mayor eliminación del tejido graso. Así, una persona obesa, puede llegar a quemar hasta un 10% más de grasa tras el consumo del café. (este porcentaje puede verse afectado a la baja en personas que abusen o lleven muchos años consumiendo café).
– La cafeína logra aumentar los niveles de epinefrina en la sangre, por lo que nuestro cuerpo está preparado para un mejor rendimiento físico.
– El café contiene nutrientes importantes como el potasio, el magnesio y el manganeso.
– Algunos estudios experimentales con pacientes de todo el mundo han demostrado que los bebedores de café presentan un riesgo reducido de desarrollar diabetes tipo 2, además de reducir las posibilidades de padecer de Alzheimer y de Parkinson.
– El consumo de café podría ayudar a proteger el hígado, reduciendo el riesgo de padecer cirrosis.
– Disminuye los niveles de depresión.

cafe-10.jpg

Elementos a tener en consideración ante la toma de café y de regular tus dosis diarias:
– Si eres hipertenso, aunque los niveles arteriales provocados por el consumo de café no aumentarán de manera ostensible, es siempre recomendable la consulta médica previa.
– Es aconsejable dejar al menos un par de días semanales sin consumo de café para que nuestro organismo no acabe por acostumbrarse a él y no genere dependencia, pudiendo provocar dolores de cabeza ante la no ingesta.
– Su consumo debe variar según las características personales de cada individuo, pero un consumo excesivo de más de 6 tazas diarias podría llegar a provocar la desaparición de la mayor parte de los beneficios mencionados anteriormente.
– Acompañar el café con leche natural entera, y con altas dosis de azúcar, puede provocar una producción excesiva de mucosa orgánica contraproducente, sobre todo, a la hora de hacer ejercicio.

Como comenté al inicio del artículo, mi experiencia personal me hace ofreceros una visión beneficiosa del consumo de café antes de mi ejercicio aeróbico de la mañana en ayunas. La cantidad de café que yo tomo antes de dicho ejercicio suele ser de unos tres cuartos de taza, sin azúcar, y con un poco de leche desnatada sin lactosa. Es cierto que los niveles de entrenamiento cardiaco que practico a continuación son entre suave y moderado con el único fin de la quema de grasa. Si quisiéramos practicar un ejercicio aeróbico/anaeróbico con el objetivo de mejorar rendimiento y resistencia deberíamos tener en cuenta otras muchas consideraciones que, para este post sobre el consumo del café, no vienen al caso.

tabla_ppm.png

Espero que cada uno saque sus propias conclusiones y aplique a su estado personal lo que más le convenga. Ante cualquier duda, consultar siempre con un médico o con cualquier otro especialista de nutrición deportiva.

Jesús Sánchez-Camacho Matilla

 

Anuncios

Un comentario en “Nadie como tú me sabe hacer café

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s